Alemania le recuerda su realidad a México